Simposio “Desarrollo sostenible y codesarrollo entre la Comunitat Valenciana y el Valle del Cauca”

429

El Simposio “Desarrollo sostenible y codesarrollo entre la Comunitat Valenciana y el Valle del Cauca”, organizado por la Asociación Casa del Valle del Cauca (Acolvalle) y Fundación Integridad Social, ha inaugurado la jornada con las palabras de la presidenta de Acolvalle, Dña. Piedad García Guerrero, que ha aclarado que el principal objetivo del evento es “establecer un vínculo entre dos sociedades que tienen características entre sí pero que no se conocen entre ellas”. Dña. Piedad García ha destacado que la población, extensión y el movimiento natural de las poblaciones son ejemplos de estas semejanzas. Por su parte, el Cónsul de Colombia en Valencia, Dña. Claudia Patricia Granados, ha reafirmado que la población vallecaucana “es uno de los colectivos con más representación” y ha asegurado que el consulado está trabajando para que los migrantes que están en el exterior puedan trasladar las experiencias recibidas.

La primera sesión introductoria al Simposio ha tratado sobre los movimientos migratorios y su impacto en los países y regiones de origen y destino. Luis Díe, investigador de la Fundación CeiMigra, ha asegurado que la inmigración es necesaria en España debido a los bajos índices de natalidad. Además, ha afirmado que la crisis no ha comportado la disminución drástica de inmigrantes, y ha puesto como ejemplo el débil efecto que ha causado el Plan Retorno, “solo ha logrado que 8.000 personas regresen a sus países, del 1’5 millones que se esperaba”.

Por su parte, la experta en codesarrollo proveniente de la Universidad Autónoma de Madrid, Graciela Malgesini, ha cifrado en “215 millones los migrantes que viven fuera de sus países de nacimiento”. Malgesini ha afirmado que las remesas que estos inmigrantes envían a sus familiares contribuyen a mejorar el bienestar de los receptores y que ayudan “a incrementar el PIB” especialmente en aquellos países más azotados por la pobreza. Además, Gustavo Vivas, técnico de gestión de la Oficina de Acción Internacional de la UPV, ha señalado que el intercambio cultural da lugar a que se lleven a cabo oportunidades como “crear empresas valencianas de agroalimentación en Colombia” debido a que hay estudiantes colombianos que se forman en las universidades valencianas”, y por tanto, “nuestro país está creciendo económicamente”. Por último, esta primera parte ha querido marcar las características que tanto la Comunitat Valenciana como el Valle del Cauca comparten. Un ejemplo de esta comparación, ha recordado María Fda. Santafé, miembro de la Fundación Integridad Social de ciudad de Cali, Colombia es que ambas son dos regiones “de acogida de inmigrantes”.

Josep Vicent Boira Maiques, doctor en Geografía y profesor del Departamento de Geografía por la Universitat de València, ha iniciado el primer eje de la jornada titulado: “Diagnóstico social, cultural, económico y tecnológico del Departamento del Valle del Cauca y la Comunidad Valenciana”. El doctor ha sentenciado que el éxito o fracaso de una región depende de su habilidad para gestionar la geografía cultural, económica y gubernamental. Fernando Urrea Giraldo, profesor titular del programa de sociología de la Universidad del Valle, también ha participado en este eje y ha puntualizado que si la emigración del Valle del Cauca hacia España paralizó el crecimiento de la población vallecaucana, “ahora se está estudiando” si la situación de crisis y el posible retorno, ha afectado al índice poblacional de Colombia. Además, ha matizado que la migración internacional no tiene un efecto pasajero, “está interconectado, ya que cualquier efecto que pase en el mercado de trabajo español, se va a sentir en el mercado colombiano”. La última aportación a este eje ha recaído de la mano de Teodomira Luna Obregón, representante de la Administración Pública del Valle del Cauca, quien califica de “incontables los avances que se han cometido en la protección de los derechos de la mujer”, en un país donde en la actualidad se “producen más de 16.000 denuncias por maltrato”, tanto físico como psicológico.