I Jornadas sobre “Comunicación y voluntariado”. Inauguración

495

“Siento vergüenza ajena sobre la situación del periodismo español. Cuanto más dinero están ganando las empresas, más bocas están callando y menos periodismo de investigación se está haciendo”, ha denunciado Gervasio Sánchez, que ha criticado duramente que esta profesión haya dejado de realizar su labor de vigilancia al poder para convertirse en seguidista del mismo. El periodista y premio nacional de Fotografíainauguró el pasado viernes las I Jornadas sobre “Comunicación y voluntariado”, que se prolongaron hasta el sábado.

Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959) uno de los mejores y más importantes fotoperiodistas de este país ha impartido la conferencia sobre “La guerra no es un espectáculo” en la Universidad de Almería (UAL) en la que ha denunciado las atrocidades cometidas en conflictos armados en numerosos países del mundo y en la que ha ofrecido también su visión sobre la doble crisis que azota al periodismo: por una parte, la crisis económica, que ha dejado en la calle a 10.000 periodistas en los últimos años y, por otra, una crisis de identidad que “tiene difícil salida”.

Odio que me llamen periodista comprometido. Soy periodista sin más. Para mí, el periodismo ya es compromiso”, ha dicho. 

 “Yo también retraté la guerra como si fuera un espectáculo”

Sánchez ha cubierto como reportero gráfico la mayor parte de los conflictos armados de América Latina y la guerra del Golfo hasta 1992. A partir de entonces, pasó a cubrir la guerra de Bosnia y el resto de conflictos derivados de la desfragmentación de la antigua Yugoslavia. También lo ha hecho con guerras en África y Asia. “En algún momento, cuando era más joven, yo también retraté la guerra como si fuera un espectáculo, pero el tiempo te hace cambiar esa visión de las cosas. Odio la guerra y sus consecuencias, cada día más y con mayor intensidad. La guerra solo acaba cuando sus consecuencias se superan”, ha explicado Gervasio Sánchez, que ha reprochado la “cobardía” de los partidos políticos, la judicatura o las universidades en resolver en nuestro país el drama de las fosas comunes del franquismo. Ha puesto como ejemplo que en países como Colombia, Guatemala o Bosnia, que sufrieron también guerras civiles de igual o mayor intensidad que la española, sus autoridades “tuvieron la valentía” de realizar una investigación en profundidad. “Solo se puede resolver el pasado con la verdad, la historia y la justicia”. 

Gervasio Sánchez ha obtenido numerosos premios a lo largo de su carrera. Entre ellos, el Premio Nacional de Fotografía en 2009 o el Premio Julio Anguita Parrado en 2011. En 2008, Gervasio Sánchez generó una importante polémica al denunciar, durante su discurso al recoger el Premio Ortega y Gasset en categoría gráfica, la venta de armas por parte del Gobierno español.  Hoy se ha vuelto a referir a este tema y ha denunciado otra vez que durante la etapa de gobierno de Rodríguez Zapatero, entre 2004 y 2011, España multiplicó sus ventas de armas. “En 2004, el gobierno español ganó 400 millones de euros por venta de armas y en 2011, 2.400 millones. Zapatero ha sido quien más ha abusado de la palabra paz”, ha afirmado taxativamente el reportero. “Evidentemente, el gobierno actual no dejará de vender armas, incluso más que el anterior. Y volveré a ser tan crítico con el PP como lo he sido con el PSOE”.