Nóbel de la Paz 2015

485

Como muchos de vosotros/as ya sabéis el pasado viernes tuvimos una estupenda noticia.

Dos de nuestras contrapartes fundamentales en Túnez, la Unión General de Trabajadores  Tunecinos (UGTT) y la Liga Tunecina de Derechos Humanos (LTDH) recibieron el Premio Nobel  de la Paz 2015 por su “decisiva contribución a la construcción de una democracia plural” en el país tras laprimavera árabe de 2011.

 

Estas dos organizaciones, junto a la Patronal (UTICA) y a la Asociación Nacional de Abogados, formaron en 2013 el llamadoCuarteto, en el momento en que el proceso de democratización de Túnez se encontraba en grave peligro con varios asesinatos políticos y una fuerte inestabilidad social. Según el Comité Nobel, estas organizaciones propiciaron un proceso político, pacífico y alternativo en un momento crítico en el país y su actuación permitió que Túnez cuente hoy con “un sistema constitucional que garantiza los derechos fundamentales al conjunto de la población, sin importar el sexo, las convicciones políticas o las creencias religiosas”.

 

Este galardón es sin duda un empuje, muy necesario por otro lado, al único de los países de la llamadaprimavera árabeen el que está produciéndose una transición democrática.

 

Debemos sentirnos orgullosos de apoyar a través de nuestros proyectos en este país a dos de las organizaciones más significativas, maduras y generosas que trabajan en Túnez, país cuya estabilidad y consolidación de derechos sociales, políticos y económicos debe ser clave para retomar e impulsar procesos democráticos en su entorno, que es el nuestro. Entre las entidades que nos apoyan en el trabajo con la UGTT se encuentran instituciones valencianas como el SeDi (Servicio de Información y Dinamización de Estudiantes de la Universidad de Valencia), aunque esperamos en breve con nuevos apoyos.

 

Esperamos que este premio sirva de empuje también para el desarrollo de políticas de cooperación y el incremento del apoyo a Túnez por parte de Europa y de los países miembros.

 

Felicidades a todos y todas los socios, colaboradores, simpatizantes, compañeros  y compañeras de ACPP, el esfuerzo merece la pena