De mujeres invisibles a mujeres visibles: seguimos trabajando contra la feminización de la pobreza

432
  • Las desigualdades de género intensifican la pobreza y menoscaban la capacidad de mujeres y niñas para superarla: 7 de cada 10 personas pobres son mujeres.

  • La campaña Mujeres invisibles busca obtener apoyos para poner fin a la feminización de la pobreza haciendo visibles a todas esas mujeres que superan barreras para ejercer sus derechos.

  • Difusión en RRSS: #mujeresinvisibles

Madrid, 8 de marzo. Las desigualdades de género intensifican la pobreza y menoscaban la capacidad de mujeres y niñas para superarla. La violación de los derechos de las mujeres forma parte de su vida cotidiana en muchos de los países en los que trabaja Ayuda en Acción: los condicionantes en que acceden al mercado de trabajo, sus dificultades para ejercer el derecho a la salud, a la alimentación y a la educación o los obstáculos a los que se enfrentan en la toma de decisiones hacen que las mujeres sean más vulnerables en muchas ocasiones a los procesos de empobrecimiento.

La realidad de los datos demuestra que se han conseguido grandes avances, pero todavía queda mucho para alcanzar una igualdad efectiva de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres. Para ello, es fundamental visibilizar los impedimentos a los que millones de mujeres se enfrentan a diario. La violencia hacia mujeres y niñas constituye uno de los atentados contra los derechos humanos más generalizado en todo el mundo.

En el mundo, las mujeres representan el 60% de las personas analfabetas, una de cada tres ha sufrido violencia física y/o sexual, más de 700 millones se casaron siendo niñas y su salario es un 24% inferior al de los hombres. El hecho de ser niña, ser pobre o vivir en una zona en conflicto aumenta la probabilidad de no poder acceder a la educación.

#MUJERESINVISIBLES

Ayuda en Acción cree en la igualdad de derechos y oportunidades para mujeres y hombres. Trabajar por los derechos de las mujeres y la igualdad de género implica que mujeres y hombres puedan disfrutar de los mismos derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos en todos los aspectos, del mismo nivel de respeto y de las mismas oportunidades de elección y autonomía.

Llevamos 35 años contribuyendo a hacer visibles a muchas mujeres que son invisibles para la mayoría de las personas. La campaña Mujeres Invisibles, lanzada en 2013, pretende ser altavoz cada 8 de marzo de historias de superación de mujeres con las que trabajamos con el objetivo de acabar con la feminización de la pobreza.

Mujeres como Reina Marka, que para ser la primera mujer presidenta de la Asociación de Productores de Haba de Taitani, una comunidad del altiplano boliviano, se ha enfrentado a las barreras del machismo dentro y fuera de casa.

Mujeres que rompen barreras: historias de superación

Son mujeres que han saltado barreras sociales y económicas en cuatro países distintos: India, Perú, Mozambique y España. A través de sus historias, muestran las dificultades a las que se enfrentan en su lucha por la igualdad de derechos, superando discriminaciones y estigmas.

María Aite (Perú)

María Aite huyó de su casa tras sufrir los maltratos y abusos de su padre alcohólico, quien también pegaba a su madre y hermanos. A los 11 años tuvo que abandonar la educación primaria para hacerse cargo de sus hermanos tras el suicidio de su madre. Llegó a Chacán, en Cuzco, donde Ayuda en Acción trabaja en la defensa de los derechos de las mujeres. “Antes, todos los días veías a mujeres con ojos verdes por las palizas de sus maridos, aún queda algunos pero no como antes. Yo nunca dejaré a mi marido hacerlo, las mujeres ahora sabemos que podemos denunciar, estamos más protegidas”.

Hilda João (Mozambique)

Hilda João contrajo el VIH/Sida en 2001. Cuatro años más tarde, cuando su marido supo que era seropositiva, la abandonó dejándola con sus 9 hijos. Recibió tratamiento gracias al programa Saude Erati, impulsado por Ayuda en Acción, entre otros, cuyo objetivo es mejorar el sistema de salud en Mozambique. Hilda se convirtió en activista y desde entonces trabaja para sensibilizar sobre el derecho a una vida digna de las personas que padecen VIH/Sida, así como para la prevención de esta enfermedad a través de charlas y talleres sobre salud sexual y reproductiva. Hilda João ya es una mujer visible.

Padma Das (India)

Padma Das, de Odisha (India), su esposo y sus tres hijos tuvieron que abandonar en 2013 su casa para refugiarse en la escuela de un pueblo cercano tras el paso del ciclón Phailin. “Permanecimos en la escuela varios días compartiendo aula con otras familias”. Cuando regresaron a Odisha, su hogar había desaparecido. Ayuda en Acción apoya a las personas en esta región que, como Padma, se encuentran en situación de gran vulnerabilidad. También promueve el uso de medios de agricultura sostenible y actúa en defensa de los derechos de las mujeres para que accedan a la propiedad de la tierra.

Vanesa Rodríguez (España)

Vanessa es madre de dos hijos, se encuentra en paro, su marido realiza trabajos temporales y sus ingresos mensuales no superan los 600€. “Mis hijos comen en el colegio y pago los libros a letras”. Junto con otros miembros del centro educativo, han creado un grupo de ayuda mutua, mediante el cual recogen comida a través de donaciones. Ayuda en Acción trabaja desde 2013 en España para apoyar a familias como la de Vanesa, a través de la generación de oportunidades laborales, talleres y becas para material escolar y de comedor.