La Fundación Mainel y Obra Social “la Caixa” impulsan un programa de desarrollo socioeconómico a través del cultivo de quinua en Cusco

747
Agricultoras en la región de Cusco
Agricultoras en la región de Cusco

La jefa del departamento de Programas Internacionales de la Obra Social “la Caixa”, Silvia Maldonado, la directora de Instituciones de CaixaBank en Valencia, Encarnación Alcaide, y el presidente de la Fundación Mainel en la Comunitat Valenciana, Vicente Emilio López, han firmado un acuerdo de colaboración, mediante el cual la Obra Social “la Caixa” entrega un total de 440.000 euros a la Fundación Mainel en el marco de su Programa de Desarrollo Socioeconómico 2015-2016.

La Obra Social “la Caixa” destina este importe al impulso del proyecto socioeconómico “Programa de Inclusión Económica y Desarrollo Sostenible a través del cultivo de quinua en Cusco, Perú” que desarrollará la Fundación Mainel (Comunitat Valenciana) y la ONG Aprodes (Perú). El principal objetivo de la iniciativa es que 250 familias agricultoras de los distritos de Anta, Ancahuasi y Huarocondo, región de Cusco, incrementen en un 50% el nivel de ingresos gracias a las mejoras en la productividad del cultivo de la quinua, lo que les permitirá competir en los mercados locales y nacionales, garantizará el uso eficiente de los recursos naturales, el sostenimiento de la producción y la seguridad alimentaria para la población.

La quinua es un cereal originario de la cordillera de los Andes. Es una fuente natural de proteína vegetal económica y de alto valor nutritivo por la combinación de una mayor proporción de aminoácidos esenciales. Su composición le confiere un valor biológico comparable solo con la leche o el huevo, constituyéndose por lo tanto en uno de los principales alimentos de la región y que, según la ONU, puede contribuir a la seguridad alimentaria mundial.

El proyecto facilitará capacitación técnica a los agricultores para que los cultivos de quinua mejoren su rendimiento y puedan dar beneficios, además de servir para el autoconsumo. También se facilitará el acceso al crédito de los agricultores y se fortalecerá el asociacionismo de los mismos. Con estas acciones, se beneficiarán directamente 1500 personas, que verán mejorado su trabajo, su salud y su calidad de vida.

Así mismo, en una comunidad en la que más de la mitad son mujeres, se espera visibilizar la función de la mujer en la agricultura, ya que a pesar de su contribución fundamental a la producción de alimentos y al desarrollo económico de la región, el 38.1% de las mujeres rurales no tienen ingresos propios. Por este motivo se promoverá la participación de las mujeres en el emprendimiento orientado a la generación de ingresos, al tiempo que reciben apoyo para conseguir su empoderamiento y el cumplimiento de sus derechos.

Para ello, la Fundación Mainel, que trabajará en la región junto a la ONGD local Aprodes, también contará con la implicación de otros agentes locales, como las Juntas de Regantes, Acopiadores y empresas comercializadoras y las Municipalidades de Anta, Huarocondo y Ancahuasi.

Proyectos Socioeconómicos de la Obra Social “la Caixa”

A través del Programa de Desarrollo Socioeconómico, la Obra Social “la Caixa” pretende contribuir a la erradicación de la pobreza promoviendo y llevando a cabo iniciativas innovadoras y de calidad que crean oportunidades de ocupación y actividad económica para las poblaciones más vulnerables de los países con menor índice de desarrollo humano.

Se trata de iniciativas de  producción, transformación y comercialización de productos así como de generación de ocupación y de creación y apoyo de  emprendimientos. Estas iniciativas, sostenibles a largo término, están promovidas por ONGs españolas que trabajan junto con socios locales.

Así, durante 2016 la Obra Social “la Caixa” invertirá 4.250.000 euros en la ejecución de 12 iniciativas integrales de desarrollo socioeconómico que mejoraran las condiciones de vida más de 27.000 personas en 8 países de América Latina, Asia y África.

Desde la creación del Programa de Desarrollo Socioeconómico, en 2006, se han apoyado 131 iniciativas, que han beneficiado a más de 295.000 personas en situación de vulnerabilidad.