1,5 millones de niños sufren desnutrición en Yemen y 2,5 están en riesgo de sufrir enfermedades diarreicas

754
unicef

Mientras el conflicto continúa, UNICEF y sus aliados han conseguido llegar a los niños y mujeres en Yemen con servicios esenciales de salud y nutrición que pueden salvar sus vidas.

Del 24 al 29 de septiembre se ha llevado a cabo una campaña en todo el país, alcanzando a más de 600.000 niños menores de 5 años y más de 180.000 mujeres embarazadas y madres lactantes, con un conjunto de servicios de salud y nutrición que incluyen vacunación, suplementos vitamínicos, desparasitantes, análisis de desnutrición y tratamiento de las infecciones infantiles, así como atención prenatal y postnatal para las mujeres.

Más de 34.000 profesionales de la salud apoyados por 880 supervisores y monitores a través de los 333 distritos de Yemen usan 10.000 vehículos y otros medios de transporte como motocicletas, animales o simplemente caminando largas distancias y caminos difíciles para llegar a los niños y las mujeres en los rincones más remotos del país.

“Hemos aumentado nuestro alcance geográfico a todas las zonas del país, así como el número de veces que podemos hacer una difusión integrada. Como resultado hemos podido dar asistencia médica a las comunidades más difíciles de alcanzar, especialmente aquellas afectadas por el conflicto”, afirmaba el representante de UNICEF en Yemen, Julien Harneis.

Este esfuerzo sanitario llega en un momento crítico, el conflicto yemení ha dejado el sistema de salud y nutrición destrozado, poniendo las vidas de millones de niños y mujeres en riesgo.

“Con el sistema de salud pendiendo de un hilo, estos programas de difusión son de ayuda pero no sostenibles en el largo plazo. Las campañas de difusión no pueden atender por si mismas las necesidades médicas de la población, el sistema sanitario necesita ponerse nuevamente de pie con urgencia”, añadió.

Recientemente, el Ministerio de Salud anunció el agotamiento de sus recursos operativos básicos para el sistema de atención primaria. Esto significa que no será posible transportar suministros médicos, lo que incluye no poder hacer llegar las medicinas almacenadas a las unidades de salud más alejadas; no habrá combustible y electricidad para los refrigeradores de almacenamiento de vacunas y medicinas sensibles a las temperaturas; y los centros de salud no tendrán luz.

El número de niños en riesgo en Yemen es abrumador: 2,5 millones de niños están en riesgo de sufrir diarrea, 1,3 millones están en riesgo de infecciones agudas de las vías respiratorias y 1,5 millones están desnutridos, 370.000 de los cuales sufren desnutrición aguda grave.

UNICEF está aumentando su respuesta pero las necesidades humanitarias siguen siendo enormes. Desde enero, UNICEF ha apoyado la vacunación de más de 4,6 millones de niños contra la polio, el tratamiento de más de 133.000 niños contra la desnutrición aguda grave y más de 168.000 mujeres embarazadas y madres lactantes han recibido apoyo durante y después de su embarazo, incluyendo información sobre cómo atender a sus bebés y a sí mismas.